}

Imperdible ciudad regia de Loches

Añadir a favoritos Eliminar de favoritos

En el corazón del Valle del Loire y sus castillos, Loches es uno de los "enclaves más bellos de Francia" que embelesa a todos sus visitantes. Esta "ciudad de arte e historia" alberga una ciudad medieval excepcional y cuenta con una historia milenaria. Sus callejuelas, sus fachadas de toba y sus tejados entramados son una verdadera satisfacción para los caminantes.

Donjon de Loches - Val de Loire

Jardín con vistas

Para empezar, es obligatoria una visita al jardín público. Es el mejor lugar para descubrir las vistas sobre la ciudad regia y la colegial Saint-Ours, encaramadas a un peñasco rocoso. Tómese su tiempo para callejear por este entorno bajo los árboles centenarios por donde pasa el río Indre. Durante el paseo, los niños pueden jugar en el tobogán o en los columpios para comenzar la jornada con buen ánimo. Muy cerca del quiosco, el busto de bronce de Jacques Villeret seguro que le sorprenderá. Se trata de un homenaje al actor nacido en este bonito rincón de Touraine.

 

Paseo por la ciudad

Después de esta pausa, es hora de explorar la ciudad. Desde la puerta de Les Cordeliers se puede distinguir la sombre de la Tour Saint-Antoine, un antiguo campanario que corona la ciudad con sus 52 metros. Podrá también disfrutar de los escaparates mientras sube por la calle del castillo. Los amantes de la arquitectura no pueden perderse el ayuntamiento y las sorprendentes esculturas de las fachadas renacentista de la Chancellerie y de la Maison du Centaure. El mercado anima la ciudad todos los miércoles y sábados por la mañana y está considerado como uno de los más importantes de Touraine. Difícil no sucumbir en este ambiente amigable y sus apetitosos puestos tan coloridos.

 

1000 años de historia en un rato

¿Está listo para un viaje en el tiempo? Pase la Puerta Real, único acceso a la "Cité" y a la ciudad alta. 1000 años de historia pasan ante usted: le invitamos a una verdadera experiencia en la época medieval.

Comience por la colegial de Saint-Ours. De estilo románico, tiene la particularidad de poseer dos cúpulas piramidales de ocho lados llamadas "dubes" que le confieren un perfil único. En el interior se encuentra el sepulcro esculpido de Agnès Sorel, la "dame de beauté", favorita del rey Carlos VII. Podrá admirar su retrato en el castillo de Loches, donde le proponemos un encuentro con otros personajes de la historia: Juana de Arco, Ana de Bretaña y por supuesto Carlos VII.

Al final de la muralla aparece el imponente castillo del siglo XI construido Fulco Nerra. Este extraordinario lugar cargado de historia posee unas dimensiones impresionantes. Casi podemos ver hasta los caballeros con sus armaduras. Torres, calabozos, catacumbas, pasajes y escaleras, ¡a los niños les encantará explorarlo! Suba los escalones hasta lo alto de la torre. Sus esfuerzos se verán recompensados con una vista de 360° de Loches. ¡Emoción garantizada!

 

Una joya para los artistas

Todavía en la ciudad alta, cambie de universo y de siglo penetrando ahora en la casa del pintor paisajista Emmanuel Lansyer. Discípulo de Gustave Courbet, se instaló en Loches en la casa familiar. Aquí podemos observar numerosos lienzos del artista y descubrir además un interior burgués del siglo XIX. Loches es sin duda un maravilloso lugar para divertirse y comparar las diferentes épocas con los más pequeños.

Culmine su paseo en la galería Saint-Antoine en la parte baja de la ciudad para admirar dos cuadros atribuidos al pintor italiano del siglo XVII, Caravaggio.