}

Inspiración exótica al P'tit restau

18/04/2017

El "P’tit restau" es ante todo la historia de un enamoramiento. Marie y Matthieu Bally tenían en mente abrir un restaurante. Antes incluso de haber visitado el negocio que los llevaría a Loches, se quedaron prendados del encanto de la ciudad. Poco después de haber pasado la puerta de Picois, la magia funcionó y el flechazo fue inevitable.

Inspiración exótica al P'tit restau

 

Se instalarían allí, estaba decidido. Esta bonita historia continúa, ya que el lugar no deja de estar lleno desde su apertura en marzo del año pasado. Marie está tras los hornos y Matthieu en el servicio. Una pareja que se complementa a la perfección y que comparte una misma pasión, la cocina.

En P’tit restau, será recibido con una gran sonrisa. Le advertimos que aquí cocinamos, pelamos, cocinamos a fuego lento... En resumen, no nos vamos por las ramas.

Sabor exótica

Sabor exótica

En el plato, productos locales. Pero no solo eso. El afán de Marie es aportar un toque exótico, experimentar y jugar con los sabores, especialmente los asiáticos. Basarse en la cocina tradicional sin limitarse a ella y poder ofrecer sabores nuevos. A pesar de una formación clásica, el deseo de Marie era poder preparar los platos que quería y la apuesta ha sido exitosa.

En P’tit restau, el paladar se da un homenaje. Jengibre y citronela perfuman el salteado de lomo de cerdo servido con fideos de arroz y la pannacotta se acompaña de mango, leche de coco y piña fresca. ¡Una delicia! Incluso si vuelve a la semana siguiente, la carta habrá cambiado con la inclusión de nuevos hallazgos para el paladar. "Es importante renovarse y también poder sorprender", añade Marie. La cocina abierta al comedor permite interactuar con el público.

En P’tit restau no hay tomates o fresas en invierno, las verduras son de temporada y los precios accesibles para que todo el mundo pueda disfrutar. Incluso si llega un poco tarde, seguirá habiendo luz y una sonrisa para recibirle. Si el restaurante está completo, se le dará una tarjeta y se le aconsejará que llame para reservar una mesa. ¿Y sabe que es lo mejor? ¡Ir allí!

Commentarios
Deja un comentario